Vivencias y objetividad a propósito del aniversario de Mega Drive


Hoy, lunes 29 de octubre, se cumplen 30 años de la salida de Megadrive en Japón.

Fue mi primera consola de sobremesa, cuando ya estaba moribunda en el mercado, y tengo buenos recuerdos de ella. Mi modelo era el rediseño que hicieron pero la verdad es que me gusta más el original. Por lo que veo, en Japón no se han hecho mucho eco de la efeméride, sólo una web conmemorativa que comparte con Dreamcast y un tweet. No vendió mal allí, pero quedó muy lejos de sus rivales: Super Nintendo vendió cerca de 18 millones, Pc-Engine 8 millones y Megadrive se conformó con algo mas de 3 millones y medio. Me da la impresión que está siendo un aniversario bastante descafeinado. Supongo que el retraso de Megadrive Mini ha tenido que ver. También porque el aniversario en Estados Unidos y en Europa es el año que viene y en dos años, respectivamente.

Sobre mi experiencia, tuve estos juegos:












La verdad es que no me podía quejar, ya que era una época que no se solían tener muchos títulos en la estantería. También ayudaba el cartucho de 6 juegos que traía la consola, claro. Aunque me quedé con ganas de tener juegos como Virtua Racing, Dynamite Headdy, Gunstar Heroes o Sonic & Knuckles (me encantaba la portada), gran parte de mi clase, vecinos y familia tenían una Megadrive, por lo que pude disfrutar de muchos más juegos. También me llamaba la atención la 32X y el Knuckles Chaotix, más que la Mega CD. Menos mal que no las tuve en su momento. Por lo menos nos queda la emulación, el Everdrive, la Mega SG y la próxima Megadrive Mini para los títulos con los que me quedé con las ganas.

Tampoco puedo olvidar mencionar que tuve 2 mandos, uno de 3 botones (prácticamente inservible en juegos que utilizaban 6 botones, como Street Fighter) y otro de 6 botones con turbo, genial para dejar de machacar el mando cuando manejaba a Honda o Chun-Li. La verdad es que lo pienso ahora y qué poca previsión tuvieron en Sega.


De todas formas, he acabado cogiéndole un poco de tirria a Megadrive. Parece que solo exista esta consola, no sólo para los usuarios, sino para la misma Sega. Entre recopilatorios, venta en tiendas online de sus títulos, el “pesado” de Sonic y su larga sombra respecto a juegos posteriores hacen que prefiera hasta la Super Nintendo. También, a causa de su importancia en occidente además de ser clave del éxito de la consola, gran parte del catálogo de Megadrive se compone de juegos deportivos que no son muy atractivos en la actualidad. Encima, gente que se considera fan de Sega (y que después pasaron de Saturn, curiosamente) menosprecia las demás consolas de la compañía, cuando igual no han jugado a ninguna.

Par terminar, como curiosidad, pongo el primer anuncio de Megadrive en Japón protagonizado por Seikou Itou, un rapero y escritor japonés:

Como podemos ver, el claim es bastante potente y suena bien: Visual shock! Speed shock! Sound shock! Uno de los últimos juegos de la consola, Alien Soldier, lo incluía en la imagen de menú.

Siete años después todavía tenían presente el claim. Muy meritorio en publicidad.

En fin, un humilde homenaje para la consola de mi infancia. Pero no sé, para mi gusto le falta “algo”.

O igual le sobran fans. Me explico:

Vivencias y objetividad en lo retro: el caso de Megadrive

Suelo ser más o menos asiduo a foros, que todo el mundo conoce, donde hay bastante actividad dentro del mundo “retro”. El caso es que me he dado cuenta que hay ciertas consolas sagradas que no se puede decir nada en contra. Sobre todo de la generación de las “16 bits”.

Por ejemplo, hace unos meses en uno de estos foros, hubo una encuesta en la que el tema era que consola preferías si tuvieras que elegir una: ¿de 16 bits o una Sega Saturn? Ganaron los 16 bits donde los RPG de Super Nintendo inclinaron la balanza, aunque Saturn se defendió con uñas y dientes hasta el final, llevando la delantera durante bastante tiempo. Personalmente, no sabría qué elegir en esta encuesta.

Anteriormente, en el mismo foro se hizo una encuesta similar: ¿qué consola de Sega es la mejor? Ganó Megadrive con amplia diferencia, Dreamcast se llevó la mitad de votos que la primera y Saturn junto con Master System compartían farolillo rojo.

El menú del enésimo recopilatorio sobre Megadrive, ataca directamente a los recuerdos de los que antaño eran jóvenes.

Pero ¿porqué gana Mega Drive? Por los “ports” de Capcom o SNK no será, desde luego. ¿Juegos de conducción? Virtua Racing no puede competir con Sega Rally o Metropolis Street Racer. No veo un Tomb Raider, ni Resident Evil y, por supuesto no veo un Shenmue. La excusa de Sonic no me vale, entre recopilatorios y posteriores entregas hacen que sea muy factible elegir otra consola como Saturn o Dreamcast e incluso Master System. Con esto no digo que no hayan juegos en Megadrive ni mucho menos, sólo digo que hay géneros en los que se queda coja en comparación a las demás. Y claro está, por tecnología no puede competir con consolas posteriores a ella.

Las dos últimas consolas de Sega tenían su contrapartida en los salones arcade, mientras que en Megadrive no llegó a ser un tema primordial (sí que hay una placa basada pero no era una placa System-16). No hay más que ver las conversiones de Altered Beast u Out Run (aunque los “ports” de Model 2 a Saturn también tienen lo suyo). Para un fan del género de las plataformas sí que puede que sea la mejor, pero creo personalmente, que la consola más famosa (en occidente) de Sega no es la mejor de dicha compañía.

Megadrive Mini va a caer el día de salida, a pesar de todo lo que estoy contando.

Volviendo a la encuesta, la razón de los votantes de Mega Drive era que en su momento Sega hizo bien las cosas. Un “pro” que no tiene que ver con el tema de la votación si nos ponemos quisquillosos. A Saturn se le estigmatiza por ser el principio del final de Sega como desarrollador de hardware doméstico (que no del hardware arcade, pero ya os hablaré de eso en otra entrada). Pero es en la época Mega Drive cuando empiezan a cavar su tumba con add-ons como MegaCD y, sobretodo, 32x. Por esa regla de tres ¿Se podría decir que Mega Drive podría ser el comienzo del fin de Sega? Ya que es en esa consola donde se planearon esas expansiones, por lo que Sega no lo hizo tan bien como se cree, al igual que se dice de Dreamcast. Ésta última ni era la consola más potente de su generación, salió un poco a contrapié con ventas muy bajas en Japón y salió con carencias, como un mando deficiente o no incluir lector de DVD.

¿A qué me refiero y donde quiero llegar con este ejemplo que he contado? Básicamente por la importancia de las vivencias personales que hacen decantarse por una consola u otra. Me explico: el cerebro humano está hecho para “recordar” experiencias pasadas, asociar un recuerdo a un momento de nuestra vida. Por ejemplo (y poniendo un ejemplo en otro campo), al ver una fotografía de un monumento como la Torre Eiffel de París, una persona puede evocarle recuerdos felices como una luna de miel o malos recuerdos como podría ser un robo en París. En los videojuegos pasa igual, para alguien que vivió en plena época de Megadrive o Super Nintendo y fuera su primera consola, posiblemente recuerde esa época con mucho cariño. Para otros puede que sea una época que le pasara inadvertida o que optara por adquirir un 32X y atenerse a las consecuencias. A Saturn se puede aplicar esto mismo, se vendieron menos en nuestro país y, por lo tanto, el numero de usuarios que tengan buenos recuerdos será menor respecto a otra.

Como ejemplo tenemos en la tiendas una reedición de la Atari 2600 por AT Games (los mismos que se encargan encargaban de las Megadrive Flashback). Los juegos de esta consola han envejecido fatal, pero ahí está en pleno 2018 con un relanzamiento “premiado” porque en su época era la consola referente. No hay más que ver sus números: 30 millones de unidades vendidas. También hay mucho movimiento de homebrew en microordenadores como Spectrum (del que en nuestro país hay mucho “fan” y que personalmente no me va mucho) o MSX.

Parece que los del marketing de Sega sólo exista Megadrive

Volviendo al caso de Sega, está claro que Megadrive es el Let´s Dance de David Bowie de la compañía nipona (este año han sacado un nuevo recopilatorio de dicha consola y el año que viene sacan su versión “mini”), pero no hay que olvidar que también tiene su Ziggy Stardust. Sega sabe que Megadrive caló hondo y quiere que asociemos juegos como Sonic Mania a Megadrive cuando los desarrolladores del juego han comentado que tenían en mente hacer el Sonic que Saturn se merecía. Encima el motor del juego es compatible con Dreamcast.

En definitiva, el sentimentalismo, el pasado y nuestras vivencias pesan mucho. Tanto, que a veces nos impiden descubrir cosas igualmente buenas e incluso mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s