La competencia entre el pasado y el futuro

Nuevas tendencias en el mercado que puede que no gusten a todos.

Llevo ya unos cuantos años (concretamente desde la salida de Playstation 4 y Xbox One) que, como usuario, no ve la necesidad de salida de nuevas consolas. Está claro que para la industria mi opinión no interesa, ya que las leyes de mercado del videojuego son las que son. Encima, en esta generación, sólo he completado unos pocos juegos (Persona 5, The Witcher 3, Sonic Manía y Metal Gear Solid 5), tengo a medias un par (Gravity Rush Remastered y God of War) y me interesa a corto plazo hacerme con Nier: Automata, Death Stranding (bueno, éste a corto plazo no sé yo) … y poco más. Vaya, que creo que me estoy convirtiendo en el típico que dice aquello de “tiempo pasado siempre fue mejor” a mis 30 años.

tumblr_o1lxydsylM1rpdd5xo1_500.gif
Los jugadores de videojuegos, como los amantes del cine, son muy nostálgicos.

Indudablemente la edad tiene mucho que ver. Todos mis amigos y yo estábamos expectantes cuando se anunciaban Playstation 3, Xbox 360 o PSP con las expectativas por los aires, al igual que en la anterior generación. Tuvimos Megadrive y Playstation y vimos como la industria avanzaba a pasos agigantados. Pasamos de jugar a Sonic a juegos como Metal Gear Solid; de jugar a Street Fighter 2 a Tekken 3 o de Super Hang On a Gran Turismo. El avance, tanto gráfico como jugable estaba allí. Después llegó Dreamcast con sus gráficos que dejaban a la altura del betún a la anterior generación y añadió el juego online, junto a nuevas propuestas jugables mediante periféricos. Todo seguiría mas o menos igual hasta la llegada de DS y Wii, la solución creativa en la que apostó Nintendo para poder ver los números verdes “reutilizando” los componentes de Gamecube y dejando de lado la carrera para conseguir los gráficos punteros para pasar a la creativa.

tumblr_ofvi0sExGv1vt7aw9o1_500.gif

Pero ya no era lo mismo. Empezó a haber cierta Diógenes digital (gracias Steam) que hizo que los usuarios se dejaran juegos a medio terminar y se empezaban a comprar nuevos títulos (muchas veces a precio irrisorio) para decorar la estantería con la eterna promesa de poder jugarlo algún día que nunca llegaba. Aquellos años en los que podías adquirir dos o tres juegos al año habían pasado a la historia. Lo que más habíamos deseado, como tener “tropecientos” juegos o poder jugar a títulos donde había un mundo “vivo”, lo conseguimos. Pero no se disfrutaba igual, ¿qué había pasado?

La falta de creatividad

extendeddistancemax.jpg
Grand Theft Auto 5 es uno de esos juegos que son impresionantes gráficamente, pero deja un mal sabor de boca al compararlos con títulos añejos como Daggerfall que daban la sensación de un mundo más “vivo”.

La tendencia en estas dos últimas generaciones ha sido la de mostrar gráficos más actualizados mientras que las gafas de realidad virtual no ha sido suficiente detonante como para revolucionar el mercado. Al final ¿qué hay de la innovación? Al final va a resultar que es el propio consumidor es el que quiere que esté todo como en la actualidad, viendo las listas de títulos más vendidos… Y anonadado me hallo con los eSports, con comentaristas en traje de chaqueta, como si esto fuera fútbol.

thumb_164914_news_normal
No tengo nada en contra, pero todo esto de los eSports…

Incluso a Nintendo se le ve el agotamiento creativo con sus juegos, donde en la actualidad tenemos al máximo exponente a la enésima entrega de Super Smash Bros y el tercer remake de la primera generación de Pokémon además de los “refritos” que están saliendo de consolas pasadas en su Switch. Y si hablamos de los AAA ya lo explica bastante bien David Jaffe, el creador de God of War:

“El punto que defiendo es: lo que hice en 2011 con Uncharted 1 es lo mismo (en la mente de la mayoría de las personas) que lo que hice en Uncharted 4 ” […] “A nivel de mecánica pura, el juego no ofrece nada significativamente nuevo y, en mi opinión, eso es lo que quiero añadir en mis juegos” […]” Uncharted también sufre de esto: la misma jugabilidad, pero mejor producción” […]” Los títulos Triple A están muriendo. Sólo que todavía no lo sabéis”.

En mi opinión tiene razón. El gran problema que veo es que las nuevas generaciones de consolas no suponen “nada” aparte de más carga gráfica. Antes, en cada Mario o Zelda había un antes y un después en dichas sagas y, a su vez, en cada consola de Nintendo. ¿Esta generación que hemos tenido con sagas como Uncharted, Tomb Raider, Gears of War o Assassins Creed? Más de lo mismo y, en algunos casos, con inferiores resultados. Lo peor de todo es que parece que la industria pretende que en la nueva generación que se avecina, para el año que viene o el otro, es el tema del streaming, al que no le veo muchas ventajas para el consumidor (que no así a las desarrolladoras).

ImpossibleNegativeDwarfmongoose-max-1mb.gif
En los Tomb Raider de hace 20 años tenías que calcular premeditadamente el salto. En la actualidad te lo dan todo hecho…

A todo esto, anteriormente las consolas estaban totalmente diferenciadas en cuanto a tecnología. Ahora que están parejas (con la excepción de Nintendo) ¿las compañías hacen algo para motivar un modelo u otro? Xbox One se puede considerar que no ha cumplido las expectativas en ventas, pero ¿Playstation 4 se merece haber vendido hasta ahora el doble que ésta?

2000
La última generación en la que 4 consolas eran tan diferentes entre sí.

Las alternativas

Viendo la falta de atractivo de muchos juegos actuales, me pongo a pensar en la cantidad de títulos que todavía no he jugado de generaciones anteriores. Total, los videojuegos no dejan de ser un entretenimiento. No hace falta adquirir lo último del mercado mientras puedas disfrutar de un buen rato. Y ahí pasamos a la alternativa: volver a conectar nuestras viejas consolas para redescubrirlas. Pero hay un problema que hay que salvar, la calidad de la imagen en televisiones actuales dista de ser atractivo. Para paliarlo hay muchas alternativas, como el adaptador OSSC. Pero lo mejor es volver a limpiar el polvo de nuestra televisión CRT de tubo y hacerse con un cable RGB para nuestras consolas. Así es como hay que jugar.

1500655514_037730_1500656375_noticia_normal.jpg

Sin embargo, hace tiempo que van saliendo alternativas para paliar problemas debido al desgaste del uso y de sus años. Como el Satiator, para jugar a juegos en Saturn mediante memorias externas por si el lector no funciona, al igual que el GDemu para Dreamcast. La consolas mini también son buena alternativa (aunque sean emuladores) gracias a la calidad de materiales. Y para los que quieren una experiencia mejorada y que se puedan utilizar los juegos originales, están empezando a salir a la venta clones muy recomendables como las de Analogue o Polymega.

super-nt-multi-color
La mejor alternativa a una Super Nintendo original que es compatible con sus cartuchos. También van a sacar un modelo de Megadrive.

No hay que olvidar los nuevos títulos como Sonic Manía o el próximo Streets of Rage 4, que no dejan de ser juegos “como los de antes” pero enfocados a jugadores curtidos. Sin olvidarnos de recopilaciones de juegos de SNK, Sega o Capcom para las consolas actuales. La realidad es que hay juegos para todo el mundo, y creo que los jugadores clásicos no tenemos nada que temer por el futuro. Al final, esto me hace pensar que puede que haya una dualidad en el mercado o, mejor dicho, una segmentación del mercado. Sin embargo, creo que hace falta otra revolución como pasó con el paso del 2d al 3d. Curiosamente, una generación bastante denostada en la actualidad que, en un futuro próximo, merece una entrada en el blog.

Un comentario en “La competencia entre el pasado y el futuro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s