Talento desperdiciado — El caso Revolve8

Sega cumple con los ajustes fiscales

A principios de este año me llamaron la atención las imágenes promocionales de un nuevo juego de Sega para móviles. El título en cuestión se trataba de Revolve8: Episodic Dueling. Básicamente se trataba de un clon de Clash Royale y, como dije en un foro:

por ahora no veo nada de pay to win, así que a ver cuánto tardo en desinstalarlo”.

Pintaba todo bien, de hecho tuvo un lanzamiento mundial. El estilo artístico lucía sobretodo, gracias a que eran personajes de cuento reimaginados al estilo manga, con alguna que otra libertad (como mostrar a Rapunzeljugando a una Saturn o Cenicienta yendo en una moto de gran cilindrada). Jugablemente lo dicho, era un Clash Royale con un tablero horizontal y buenos gráficos. Sobretodo cuando ejecutabamos las técnicas especiales de nuestras Cartas de Héroe, que en el que parecía incluso que el motor gráfico se trataba del Canvas Engine de Sega.

Aparte de los citados Héroes, contábamos con tropas y ataques a distancia y teníamos que derrotar al enemigo destruyendo las tres torres, o por lo menos más torres que el contrincante. Como véis, todo os sonará familiar. Pero aparte, incluía un modo historia de cada uno de las decenas de personajes que habían, amenizado con ilustraciones que nos ponían en situación. Al final tardé un par de semanas en desinstalarlo, pero básicamente porque no me va mucho el tema competitivo.

El caso es que el juego no era malo, ni mucho menos, aunque puede que algo “pesado” en recursos gráficos para un título de móvil. Pero bueno, viendo el staff conocido, lo cierto es que es bastante top:

  • Productor: Masayoshi Kikuchi (Productor de Yakuza hasta su quinta parte y director de Jet Set Radio). Poca broma.
  • Diseñador de personajes : Koji Igarashi (Castlevania, sí) y Ryota-H (ilustrador y mangaka que este año va al Salón del Manga de Barcelona como invitado).
  • Sonido : Shunsuke Tsuchiya (Arc Rise Phantasia) y Yasunori Mitsuda(Chrono Trigger. OJO.)

Bueno, pero ¿qué ha pasado para que escriba sobre este juego?

Pues porque Revolve8 va a cesar su servicio a finales de este año 2019, más o menos un año después de su salida. Ya desde mediados de este se anunció que Sega se desentendía del título y se lo cedió a Mynet Games, un claro síntoma que tenía los días contados.

Kikuchi ahora mismo está en la división interna más señalada por Sega por los problemas que está teniendo. Y es que no hay más que ver el último informe fiscal de Sega (que podéis consultar aquí) en el que hacen una comparación entre los mercados en los que iba a poner más empeño al comienzo de la campaña Road to 2020 hace cuatro años.

Las reconsideraciones de Sega en el último lustro

Como vemos, y que ya dije en su momento, el negocio de juegos para smartphones no le sale a cuenta a Sega. De hecho, se dice directamente en el informe que van a redistribuir los recursos de la división encargada de este tipo de juegos a los de consolas (packaged games) y a la división online (los encargados de Phantasy Star Online 2, básicamente). También indican que muchos de estos juegos de la división móvil se van a ceder a terceros, como ha pasado con Revolve8 y que han terminado cargándose más pronto que tarde.

A pesar de todo, con los nombres que manejaba y de ser un juego free to play bastante generoso y divertido (además traducido al castellano), ha pasado totalmente desapercibido. Por lo menos Sega parece que ha tomado nota y no quiere que se vuelvan a repetir este tipo de casos, el mercado móvil no le ha ido bien. Y es que ¿no habría llamado más la atención que este personal que ha trabajado en Revolve8 hubiese hecho otro proyecto teniendo en perspectiva el mercado tradicional de consolas?

No sé, teniendo a Kikuchi en tierra de nadie, ya que es uno de los que trabajaron en él, un nuevo Jet Set Radio no estaría de más. Aparte es de esos pocos deseos que quedan por cumplirse de aquella lista de sagas a resucitar, como vemos en la imagen superior.

En fin, a ver que pasa en el próximo SegaFes.

Talento desperdiciado — El caso Revolve8

Sega cumple con los ajustes fiscales

A principios de este año me llamaron la atención las imágenes promocionales de un nuevo juego de Sega para móviles. El título en cuestión se trataba de Revolve8: Episodic Dueling. Básicamente se trataba de un clon de Clash Royale y, como dije en un foro:

“por ahora no veo nada de pay to win, así que a ver cuánto tardo en desinstalarlo”.

Pintaba todo bien, de hecho tuvo un lanzamiento mundial. El estilo artístico lucía sobretodo, gracias a que eran personajes de cuento reimaginados al estilo manga, con alguna que otra libertad (como mostrar a Rapunzel jugando a una Saturn o Cenicienta yendo en una moto de gran cilindrada). Jugablemente lo dicho, era un Clash Royale con un tablero horizontal y buenos gráficos. Sobretodo cuando ejecutabamos las técnicas especiales de nuestras Cartas de Héroe, que en el que parecía incluso que el motor gráfico se trataba del Canvas Engine de Sega.

Aparte de los citados Héroes, contábamos con tropas y ataques a distancia y teníamos que derrotar al enemigo destruyendo las tres torres, o por lo menos más torres que el contrincante. Como véis, todo os sonará familiar. Pero aparte, incluía un modo historia de cada uno de las decenas de personajes que habían, amenizado con ilustraciones que nos ponían en situación. Al final tardé un par de semanas en desinstalarlo, pero básicamente porque no me va mucho el tema competitivo.

El caso es que el juego no era malo, ni mucho menos, aunque puede que algo “pesado” en recursos gráficos para un título de móvil. Pero bueno, viendo el staff conocido, lo cierto es que es bastante top:

  • Productor: Masayoshi Kikuchi (Productor de Yakuza hasta su quinta parte y director de Jet Set Radio). Poca broma.
  • Diseñador de personajes : Koji Igarashi (Castlevania, sí) y Ryota-H (ilustrador y mangaka que este año va al Salón del Manga de Barcelona como invitado).
  • Sonido : Shunsuke Tsuchiya (Arc Rise Phantasia) y Yasunori Mitsuda (Chrono Trigger. OJO.)

Bueno, pero ¿qué ha pasado para que escriba sobre este juego?

Pues porque Revolve8 va a cesar su servicio a finales de este año 2019, más o menos un año después de su salida. Ya desde mediados de este se anunció que Sega se desentendía del título y se lo cedió a Mynet Games, un claro síntoma que tenía los días contados.

Kikuchi ahora mismo está en la división interna más señalada por Sega por los problemas que está teniendo. Y es que no hay más que ver el último informe fiscal de Sega (que podéis consultar aquí) en el que hacen una comparación entre los mercados en los que iba a poner más empeño al comienzo de la campaña Road to 2020 hace cuatro años.

Las reconsideraciones de Sega en el último lustro

Como vemos, y que ya dije en su momento, el negocio de juegos para smartphones no le sale a cuenta a Sega. De hecho, se dice directamente en el informe que van a redistribuir los recursos de la división encargada de este tipo de juegos a los de consolas (packaged games) y a la división online (los encargados de Phantasy Star Online 2, básicamente). También indican que muchos de estos juegos de la división móvil se van a ceder a terceros, como ha pasado con Revolve8 y que han terminado cargándose más pronto que tarde.

A pesar de todo, con los nombres que manejaba y de ser un juego free to play bastante generoso y divertido (además traducido al castellano), ha pasado totalmente desapercibido. Por lo menos Sega parece que ha tomado nota y no quiere que se vuelvan a repetir este tipo de casos, el mercado móvil no le ha ido bien. Y es que ¿no habría llamado más la atención que este personal que ha trabajado en Revolve8 hubiese hecho otro proyecto teniendo en perspectiva el mercado tradicional de consolas?

No sé, teniendo a Kikuchi en tierra de nadie, ya que es uno de los que trabajaron en él, un nuevo Jet Set Radio no estaría de más. Aparte es de esos pocos deseos que quedan por cumplirse de aquella lista de sagas a resucitar, como vemos en la imagen superior.

En fin, a ver que pasa en el próximo SegaFes.

Un año de BeatnikMag

Pues sí, ha pasado bastante rápido este año.

La verdad es que es un aniversario algo descafeinado por lo poco que escribo aquí desde este verano. Hay explicación. Tenía pensado escribir mínimo una entrada al mes, pero cuando cobras por artículo en otros medios, se hace algo cuesta arriba escribir por escribir. Y más cuando el contenido que me aceptan aquí y aquí (y el que hacía antes aquí) es parecido al que hago en este blog, por lo que aviso la gente que me seguís, el contenido externo que hago hay que tomárselo como prácticamente una extensión de BeatnikMag.

Aún así esto no quiere decir que vaya a abandonar esta página, ni mucho menos. Pero hasta que me dejen, me enfocaré principalmente en aquellos sitios que me merezcan la pena. Vamos, que el blog lo dejo para casos especiales (que espero que hayan muchos), como el último artículo que realicé a causa de una conversación con un youtuber. Por lo pronto, sé que este mes habrá una pequeña entrada, en noviembre una que debería haberse publicado en un medio importante y en diciembre unas cuantas sobre lo mejor y peor del año (y puede que alguna sorpresa, pero todavía no lo puedo afirmar con seguridad).

Lo cierto que este blog empezó como un Tumblr más el 17 de marzo del ya lejano 2013. Básicamente reblogueaba y subía fotos (de hecho, lo sigo haciendo) de los productos culturales que consumía, así como imágenes relacionadas con los momentos de la época. A pesar que en aquella época estaba bastante metido en la semiótica (de ahí a que utilizara principalmente dicha web mostrando imágenes en un contexto concreto temporal), de esos años tengo artículos propios y compartidos que los tengo guardados para, posiblemente, rehacerlos como hice con aquel de Bioshock. Quien tenga curiosidad de qué tratan, los títulos están en la parte baja de esta web a modo de archivo.

El caso es que no me planteé escribir mucho más de lo que hacía hasta el 2017, cuando hice mi Trabajo de fin de Grado que trataba sobre la fotografía de Chema Madoz analizada bajo la metodología de mi tutor Javier Marzal, y del que me llevé una pequeña alegría cuando me di cuenta que había sido citado en otros trabajos académicos. Y es que la imagen en todas sus formas es, o era, lo que me apasionaba. Pero fue empezar la carrera hace años y se me evaporaron las ganas. Igual se me reactiva el interés próximamente, de hecho tengo en mente varias ideas al respecto.

Posteriormente me dio por empezar a escuchar podcasts en aquel 2017. En concreto, el tema principal del que consumía era de ámbito retro. Unos me parecían más o menos buenos, aunque alguna vez pecasen de utilizar demasiada Wikipedia. Otros, directamente, no me hicieron mucha gracia. Entre que muchos son 4 o 5 amigos que se juntan a charlar y bromear entre ellos, la impresión no era buena, y directamente mentían dado por válidas afirmaciones sacadas de cualquier foro. En definitiva, poca profesionalidad. Ya sé que pueden hacer lo que les de la gana, pero hay que tener cuidado de decir tonterías tenga el podcast el tráfico que tenga. Porque si el programa lo escuchan mil personas, ya es una cantidad bastante importante como para dejar de lado todo el tema de las fuentes. Y sí, en concreto el contenido y enfoque del que no estaba de acuerdo era por consolas, juegos y por grupos de personas que no se merecen ser tratados de esa manera. Y esa fue una de las razones principales para empezar a escribir, intentando desmentir mucho mantra de una manera divulgativa.

El blog creo que no ha ido mal en cuanto a visitas. Por cierto, me ha sorprendido que desde que escribo menos, las visitas se hayan mantenido al mismo nivel. Eso sí, justamente el artículo más visitado es el que puede parecer más polémico. Sí, es el de la oportunidad fallida de Edge España, posiblemente por estar bien posicionado en Google. Curiosamente, otro que visitan mucho (sobretodo gente de Sudamérica) es aquel que recordaba las campañas de publicidad de la primera Playstation, del que seguramente se haya hecho un hueco en algún foro de por allí. El de Stop!! Hibari-kun!también ha ido bien, así como el mentado de la situación actual de Sega y el de las placas actuales de la compañía. Y aquellos en los que he sido seleccionado en las recopilaciones que hacen los amigos de Otakufreaks(en concreto, los de DreamcastNaomi y Bioshock) también han recibido bastante amor. Sin embargo, los artículos que han llamado la atención a los que me han dado trabajo, han sido los de música.

En fin, que esto sigue. Muchas gracias a toda la gente que se suele pasar por aquí.

Nos leemos.