Algunas cosas que le pido a Sega (después de ojear el informe trimestral)

Ya hace unos días que salieron los informes trimestrales de las compañías y con resultados buenos para la inmensa mayoría. En el caso de Sega igual; los números de la rama móvil han mejorado, aunque en los arcades y juegos de consolas domésticas han bajado. Pero, aún con todo, pasarán a quintuplicar números de un año para otro. Pero no voy a hablar de informes fiscales ni nada de eso (que para eso hice un de hilo en Twitter sobre el tema), más bien sobre cosas que todavía Sega no ha podido subsanar a pesar de la buena percepción que está teniendo en la actualidad para muchos usuarios.

Y es que tampoco nos vamos a engañar, a otra gran mayoría de gente todavía parece que le dé cierto reparo pensar que Sega está en una posición mucho mejor que su supuesta “época dorada” de los 90. Pero dejemos de lado esto y vayamos a enumerar unos cuantos puntos que se me ocurren ahora mismo (ya que estoy escribiendo este texto ahora mismo a ver qué sale) para mejorar todavía más la imagen de la compañía.

No obcecarse en Japón, o por lo menos no del todo

No nos vamos a engañar, Sega en ese mercado es un poco “del montón” en cuanto a ventas. Si vemos los datos anuales que recogen en Game Data Library nos daremos cuenta que sus números no son muy allá si lo comparamos con NintendoCapcom o Square-Enix. De hecho, desde principios de esta generación es raro que las ventas de la compañía representen más del 3% de ese mercado (sin contar a Atlus), cuando hace una década conseguían en torno a un 5%.

Ahora que la saga Yakuza ha perdido cierto fuelle allí, no mucho la verdad, ya va siendo hora de intentar que otra propiedad intelectual se convierta en el “vendesoft” de la compañía en Japón. Pero se ha intentado con Sakura Wars y no se ha conseguido del todo, al igual que los Valkyrie o los Sonic. Sin embargo a Yakuza, me temo que aún le queda para rato, ya que vive una segunda juventud en occidente, por lo que creo que Nagoshi va a estirar el chicle todo lo posible “por desgracia” (entrecomillado, porque la saga me encanta). Pero es cierto que aunque el caso de Yakuza 7 es muy valiente, se nota un cambio algo forzado.

Siguiendo con el tema, tampoco me gustaría que Sega se convirtiese en un caso como pasa en los SIE World Studios y el Studio Japan (otro de mis estudios fetiche). Cuando veo cosas de los estudios occidentales de Sony como The Last of Us o God of War, yo que vengo de Xbox, me resulta todo muy familiar a simple vista. Y cuando veo casos del Studio Japan, como Gravity Rush o los “juegos” de Toro Inoue que se “maltratan” o ni siquiera se localizan “por ser demasiado japonés”, me escama. Lo que me vengo a referir es que ya tenemos claro que el mercado Japonés está algo estancado y/o monopolizado en cuanto a ventas, pero “occidentalizar” el mercado y la imagen de marca puede llegar a saturar y mermar la creatividad global.

Border Break es uno de los pocos títulos de AM2 que han llegado a nuestras casas en esta generación. Bueno, en la de los japoneses o los usuarios que tienen una cuenta japonesa en Playstation 4. Es free to play, con pagos de ámbito cosmético.

Y tampoco me gustaría que unos estudios interrnos estuviesen centrados en un mercado e inexistentes en otros. Digo esto porque Sega se ha ido centrando mucho en Japón mientras dejó bastante de lado a occidente (algo parecido al ejemplo del Studio Japan de Sony). En definitiva, se necesita una mentalidad más global y balanceada y no volver a depender de una saga como Yakuza que era la que mantenía a flote el barco en un sólo mercado.

El rescate de IPs añejas

Sega ha terminado siendo bastante ambigua en este tema. Sí, han recuperado sagas como Panzer DragoonSpace Channel 5Wonderboy y Shenmue entre otros. Pero la mayoría de veces se trata de producciones externalizadas. El único ejemplo in-house reseñable es Sakura Wars, una IP prácticamente desconocida en occidente del que la misma Sega tiene puestas mucha esperanzas.

Aparte en la recámara tenemos a unos cuantos nombres posibles a rescatar y Sega tiene al personal necesario para ello, por poco que investiguemos. Todavía no se ha anunciado el nuevo SEGA FES, ni siquiera si este año va a haber, que es donde anunciaban este tipo de cosas. Pero sí que tengo claro que si se celebra o se anunciasen posibles rescates como Virtua Fighter(AM2), Jet Set Radio (CS1), Nights (Sonic Team-CS2) o Skies of Arcadia(Valkyrie Team-CS2) deberían desarrollarse en sus respectivos estudios internos.

La multiplataformidad

Viendo el panorama de las ventas menguantes de Playstation (sobretodo en Japón), el intento de resarcirse de Microsoft y el auge interminable de Switch creo que ya va siendo hora de destinar más recursos (aunque sea a terceros) para lanzar conversiones a las consolas de la próxima generación. Sega no debería estar atada a ninguna marca, como pasa últimamente con Playstation. Hasta empresas más afines a Sony han terminado sacando portsa las demás consolas.

La rama arcade

Ya lo he dicho muchas veces, es la “chispa” que le falta mostrar en occidente a Sega para acallar ciertas críticas. Tanto AM1 como AM2 siguen sacando títulos como los de antes, no sin haberse adaptado a los nuevos tiempos. La reciente absorción de la rama arcade por parte de la doméstica me hace soñar en una vuelta seria de AM2 al mercado de consolas (si no contamos juegos como Project Diva o Border Break). Viendo que el próximo número de EDGE parece que va a ser AM2 el tema central, me quita un poco el sueño ya que dicha revista suele anunciar exclusivas mundiales. Si a eso unimos que Sega en la JAEPO de este año no ha presentado nada reseñable, parece que algo se está moviendo. O igual no.

Si es posible, callar la boca a los críticos de Sonic

No soy un seguidor acérrimo de la mascota de Sega, pero a la mayoría de títulos de Sonic que he jugado, sinceramente, nunca he tenido mucha queja. Lo cierto es que no sabría decir qué tipo de Sonic gustaría a la mayor parte de seguidores, pero si lanzasen un título que contentara a la mayoría y que vendiese en Japón (que las ventas no levantan cabeza desde hace más de una década) sería una redención liberalizadora para el estudio. Cuando se lanzara este intento, sería hora de retomar otras mascotas olvidadas (Nightso el mismo Alex Kidd) que dieran otro serio golpe de efecto. La verdad es que creo que lo peor que ha hecho el Sonic Team desde el 2001 fue intentar asociar a la mascota de Sega con Nintendo. Y sabéis, comparaciones y demás.

Lanzamientos mundiales

Estamos ya en 2020. Sega, esa práctica de hacernos esperar meses o años después del lanzamiento japonés creo que no lo hace nadie ya. También ser más claros en hacernos saber si se traerá un juego para que no pasen casos sangrantes como los Yakuza Kenzan/Ishin con la excusa de ser demasiado japonés cuando cosas como TenchuWay of Samurai o Sekiro han salido aquí y funcionando más que bien. Otro tanto con Phantasy Star Online 2. El caso de este último también se las trae, anunciado en 2012 (se suponía que sería lanzamiento internacional en un lapso de meses a cada mercado) y es ahora cuando lo sacan en occidente (concretamente sólo en USA) y en exclusiva temporal en Steam y Xbox One. En fin.

La relación con Atlus

En verdad esto es un poco tontería, pero es curioso que a muchos nos llame la atención que prácticamente se esconda la palabra Sega en los juegos de Atlus. En las demás subsidiarias occidentales como en Sports Interactive o Creative Assembly sí que se suele ver el logo. Repito, es una tontería, pero me he dado cuenta en foros que hay una gran parte de gente que no tiene ni idea que Atlus es un estudio más de Sega.

Por ahora me conformaría con estos “pocos” puntos. Iba a meter que Sega deje de dar por saco con Mega Drive, pero viendo que se acaban de anunciar más Sega Ages de sus juegos me parece que esto sigue para largo. Y todavía seguimos esperando que lancen algo de Naomi

Algunas cosas que le pido a Sega

Después de ojear el informe trimestral

Ya hace unos días que salieron los informes trimestrales de las compañías y con resultados buenos para la inmensa mayoría. En el caso de Sega igual; los números de la rama móvil han mejorado, aunque en los arcades y juegos de consolas domésticas han bajado. Pero, aún con todo, pasarán a quintuplicar números de un año para otro. Pero no voy a hablar de informes fiscales ni nada de eso (que para eso hice un de hilo en Twitter sobre el tema), más bien sobre cosas que todavía Sega no ha podido subsanar a pesar de la buena percepción que está teniendo en la actualidad para muchos usuarios.

Y es que tampoco nos vamos a engañar, a otra gran mayoría de gente todavía parece que le dé cierto reparo pensar que Sega está en una posición mucho mejor que su supuesta “época dorada” de los 90. Pero dejemos de lado esto y vayamos a enumerar unos cuantos puntos que se me ocurren ahora mismo (ya que estoy escribiendo este texto ahora mismo a ver qué sale) para mejorar todavía más la imagen de la compañía.

No obcecarse en Japón, o por lo menos no del todo

No nos vamos a engañar, Sega en ese mercado es un poco “del montón” en cuanto a ventas. Si vemos los datos anuales que recogen en Game Data Library nos daremos cuenta que sus números no son muy allá si lo comparamos con Nintendo, Capcom o Square-Enix. De hecho, desde principios de esta generación es raro que las ventas de la compañía representen más del 3% de ese mercado (sin contar a Atlus), cuando hace una década conseguían en torno a un 5%.

El reparto de la tarta japonesa ha cambiado mucho en una década

Ahora que la saga Yakuza ha perdido cierto fuelle allí, no mucho la verdad, ya va siendo hora de intentar que otra propiedad intelectual se convierta en el “vendesoft” de la compañía en Japón. Pero se ha intentado con Sakura Wars y no se ha conseguido del todo, al igual que los Valkyrie o los Sonic. Sin embargo a Yakuza, me temo que aún le queda para rato, ya que vive una segunda juventud en occidente, por lo que creo que Nagoshi va a estirar el chicle todo lo posible “por desgracia” (entrecomillado, porque la saga me encanta). Pero es cierto que aunque el caso de Yakuza 7 es muy valiente, se nota un cambio algo forzado.

Siguiendo con el tema, tampoco me gustaría que Sega se convirtiese en un caso como pasa en los SIE World Studios y el Studio Japan (otro de mis estudios fetiche). Cuando veo cosas de los estudios occidentales de Sony como The Last of Us o God of War, yo que vengo de Xbox, me resulta todo muy familiar a simple vista. Y cuando veo casos del Studio Japan, como Gravity Rush o los “juegos” de Toro Inoue que se “maltratan” o ni siquiera se localizan “por ser demasiado japonés”, me escama. Lo que me vengo a referir es que ya tenemos claro que el mercado Japonés está algo estancado y/o monopolizado en cuanto a ventas, pero “occidentalizar” el mercado y la imagen de marca puede llegar a saturar y mermar la creatividad global.

Border Break es uno de los pocos títulos de AM2 que han llegado a nuestras casas en esta generación. Bueno, en la de los japoneses o los usuarios que tienen una cuenta japonesa en Playstation 4. Es free to play, con pagos de ámbito cosmético.

Y tampoco me gustaría que unos estudios interrnos estuviesen centrados en un mercado e inexistentes en otros. Digo esto porque Sega se ha ido centrando mucho en Japón mientras dejó bastante de lado a occidente (algo parecido al ejemplo del Studio Japan de Sony). En definitiva, se necesita una mentalidad más global y balanceada y no volver a depender de una saga como Yakuza que era la que mantenía a flote el barco en un sólo mercado.

El rescate de IPs añejas

Sega ha terminado siendo bastante ambigua en este tema. Sí, han recuperado sagas como Panzer Dragoon, Space Channel 5, Wonderboy y Shenmue entre otros. Pero la mayoría de veces se trata de producciones externalizadas. El único ejemplo in-house reseñable es Sakura Wars, una IP prácticamente desconocida en occidente del que la misma Sega tiene puestas mucha esperanzas.

Aparte en la recámara tenemos a unos cuantos nombres posibles a rescatar y Sega tiene al personal necesario para ello, por poco que investiguemos. Todavía no se ha anunciado el nuevo SEGA FES, ni siquiera si este año va a haber, que es donde anunciaban este tipo de cosas. Pero sí que tengo claro que si se celebra o se anunciasen posibles rescates como Virtua Fighter (AM2), Jet Set Radio (CS1), Nights (Sonic Team-CS2) o Skies of Arcadia (Valkyrie Team-CS2) deberían desarrollarse en sus respectivos estudios internos.

La multiplataformidad

Viendo el panorama de las ventas menguantes de Playstation (sobretodo en Japón), el intento de resarcirse de Microsoft y el auge interminable de Switch creo que ya va siendo hora de destinar más recursos (aunque sea a terceros) para lanzar conversiones a las consolas de la próxima generación. Sega no debería estar atada a ninguna marca, como pasa últimamente con Playstation. Hasta empresas más afines a Sony han terminado sacando ports a las demás consolas.

La rama arcade

Ya lo he dicho muchas veces, es la “chispa” que le falta mostrar en occidente a Sega para acallar ciertas críticas. Tanto AM1 como AM2 siguen sacando títulos como los de antes, no sin haberse adaptado a los nuevos tiempos. La reciente absorción de la rama arcade por parte de la doméstica me hace soñar en una vuelta seria de AM2 al mercado de consolas (si no contamos juegos como Project Diva o Border Break). Viendo que el próximo número de EDGE parece que va a ser AM2 el tema central, me quita un poco el sueño ya que dicha revista suele anunciar exclusivas mundiales. Si a eso unimos que Sega en la JAEPO de este año no ha presentado nada reseñable, parece que algo se está moviendo. O igual no.

Si es posible, callar la boca a los críticos de Sonic

No soy un seguidor acérrimo de la mascota de Sega, pero a la mayoría de títulos de Sonic que he jugado, sinceramente, nunca he tenido mucha queja. Lo cierto es que no sabría decir qué tipo de Sonic gustaría a la mayor parte de seguidores, pero si lanzasen un título que contentara a la mayoría y que vendiese en Japón (que las ventas no levantan cabeza desde hace más de una década) sería una redención liberalizadora para el estudio. Cuando se lanzara este intento, sería hora de retomar otras mascotas olvidadas (Nights o el mismo Alex Kidd) que dieran otro serio golpe de efecto. La verdad es que creo que lo peor que ha hecho el Sonic Team desde el 2001 fue intentar asociar a la mascota de Sega con Nintendo. Y sabéis, comparaciones y demás.

Lanzamientos mundiales

Estamos ya en 2020. Sega, esa práctica de hacernos esperar meses o años después del lanzamiento japonés creo que no lo hace nadie ya. También ser más claros en hacernos saber si se traerá un juego para que no pasen casos sangrantes como los Yakuza Kenzan/Ishin con la excusa de ser demasiado japonés cuando cosas como Tenchu, Way of Samurai o Sekiro han salido aquí y funcionando más que bien. Otro tanto con Phantasy Star Online 2. El caso de este último también se las trae, anunciado en 2012 (se suponía que sería lanzamiento internacional en un lapso de meses a cada mercado) y es ahora cuando lo sacan en occidente (concretamente sólo en USA) y en exclusiva temporal en Steam y Xbox One. En fin.

La relación con Atlus

En verdad esto es un poco tontería, pero es curioso que a muchos nos llame la atención que prácticamente se esconda la palabra Sega en los juegos de Atlus. En las demás subsidiarias occidentales como en Sports Interactive o Creative Assembly sí que se suele ver el logo. Repito, es una tontería, pero me he dado cuenta en foros que hay una gran parte de gente que no tiene ni idea que Atlus es un estudio más de Sega.

Por ahora me conformaría con estos “pocos” puntos. Iba a meter que Sega deje de dar por saco con Mega Drive, pero viendo que se acaban de anunciar más Sega Ages de sus juegos me parece que esto sigue para largo. Y todavía seguimos esperando que lancen algo de Naomi