City Game Pop — Los 30 mejores discos japoneses de la década [2010–2019]

Basándome en las reglas de los redactores de Music Magazine para la confección de su top 100 de la década pasada, he creado mi propia lista. Una excusa genial para recomendar “mis movidas”.

¡Hola! Bienvenidos y bienvenidas a City Game Pop Express, la newsletter que trata sobre música y videojuegos japoneses. Si os habéis perdido alguna entrega anterior, las podéis consultar aquí.


Acabamos ya con el ya trillado tema de la Music Magazine con la lista de mis treinta discos favoritos de la década pasada (de la manera incorrecta, desde el año 2010 al 2019…) que he hecho a modo de recomendación para mis queridos suscriptores. Y es que hacer tops me parece una manera genial de recomendar música, por lo que esta lista está hecha para ese propósito. De hecho los he clasificado por posiciones, pero realmente a eso no le daría mucha importancia, ya que tenía que clasificarlo de alguna manera y todos los trabajos que aparecen valen la pena a su manera. En fin, que esta entrega de la newsletter más bien hay que tomarla como una especie de guí o catálogo a musical a cargo de alguien que le gusta aquel “mundillo”.

Ah ¿y por qué treinta discos? Pues porque la lista original de aquella revista se hizo de esa manera: varios redactores y colaboradores eligieron treinta discos cada uno. Por cierto, dicha lista se puede consultar en una de las mejores newsletters de música japonesa con sus links a Spotify y todo.

Realmente la lista de Music Magazine, sabiendo que es una revista que tira mucho hacia el rock (y que habla mucho del anglosajón), es más variada de lo que cabría pensar. No en vano, vemos mucha representación del Hip Hop (con posiciones un poco infladas en algunos casos), discos olvidados (el de Taeko Onuki y Ryuichi Sakamoto por ejemplo — que meto en mi top -) y trabajos que muchos pensábamos que no acabarían en el top 100 “ni de coña” (como 834.194 de Sakanaction).

Pero más allá de esto, sí que es cierto que me ha molestado la falta de exponentes que fueron muy importantes en la década y que se han obviado vilmente. En concreto Kyary Pamyu Pamyu, que fue un fenómeno que surgió en el momento perfecto para que la sociedad japonesa se evadiera poco después del tsunami del 2011 y ni aparece en las selecciones individuales de los redactores.

Lo del 11-M japonés lo menciono porque gran parte de la lista bebe mucho de la influencia que tuvieron estos artistas por parte de la sociedad. Y como ya digo, Kyary tuvo un papel más importante que Haruomi Hosono, que es la excusa que ponen los redactores al elegir a Hosonova como el décimo mejor disco de la década al ayudar a dicha evasión de los hechos de Fukushima. Vale que Hosono y sus “descendientes musicales” copen la lista en gran parte (el número 1 es básicamente una versión actual del Haruomi Hosono de la década de 1970), pero las ventas de la Kyary de la época frente a las de Hosono…son las que son.

Una de las imágenes promocionales de “Lucky” de Towa Tei (disco de mi top), que contó con la colaboración de la gran Yayoi Kusama.

Otro elemento importante muy evidente en la lista de Music Magazine es todo lo que rodea el final de la era Heisei. De hecho no me extrañaría que el número uno esté en esa posición por llamarse “Heisei” y salir meses antes de la abdicación de Akihito, con todo el significado implícito que conlleva. No es mal disco ni mucho menos, pero ya mencioné en algún lugar que, más allá de este concepto, se me escapa la importancia de este trabajo en comparación con otros. Aunque bueno, mi top tres peca de eso también, ya que ambas partes hemos elegido lo que más nos gusta al final.

En fin, que parte de la intención de mis lista es arreglar un poco ese desaguisado de preferencias y obviedades de esta publicación. Aunque bueno…reconozco que dejo de lado algún que otro género y tiro hacia lo que me gusta (sin ir más lejos…como hacen los de Music Magazine, que han puesto a dos discos de Konishi Yasuharu y para nada son merecedores de esta ahí).

Bueno, en todo caso esto no deja de ser un top personal y mis preferencias son las que son. Empecemos ya.

El TOP

30. Sakanaction — 834.194 (2019)

Después de seis años sin sacar nada inédito (más allá de singles y algún que otro recopilatorio), este quinteto de electrónica/new wave se resarció con un álbum doble brillante. Nunca he sido muy fan de este grupo, todo sea dicho, pero debo reconocer que aquí han estado finos.

29. Seiko Oomori — Zettai Shoujo (2013)

Un trabajo con que empieza con un par de temazos electropop pero que inmediatamente después resulta ser un disco donde prima la vertiente acústica de esta peculiar cantautora. El primer disco de Oomori que me sorprendió para bien, aunque siguen sin gustarme las canciones donde canta de manera desquiciada (aunque en este disco solo hay un par de temas así).

28. salyu x salyu — s(o)un(d)beams (2011)

El proyecto de Salyu y Keigo Oyamada que combinaba los diferentes rangos vocales de esta con los experimentos sonoros del último. Y lleno de invitados de lujo, como Seiko Ito o Shintaro Sakamoto, aportando sus letras al conjunto de este disco tan peculiar.

27. Hitsujibungaku — Wakamono Tachi e (2018)

El fin de la juventud en un disco. El disco debut de Hitsujibungaku es un recorrido a los altibajos emocionales de esas edades (hay unos versos de “Drama” que son “nuestra juventud se va a acabar/por lo que ya no hay razón para vivir”) para acabar con una mirada positiva hacia el futuro en “Tenki Yoho”, la canción que cierra el disco. Lo mejor de todo es que Powers, que salió el año pasado y comenté en el segundo express, es todavía mejor que este.

26. Kimonos — Kimonos (2010)

El homenaje a la música underground de finales de los 70 y 80 a cargo de Mukai Shutoku (Zazen Boys, Number Girl) y Leo Imai (Metafive). Un poco de Electropop y New Wave, un par de covers referentes aderezados con un toque orientalista y ya tenemos uno de los mejores discos japoneses de los últimos diez años.

25. Satoko Shibata — Do You Need a Rest From Love? (2017)

Aunque la mayoría de las canciones de Ai no Jyuitsu entran dentro del espectro del folk, lo cierto es que lo que mejor funciona de este trabajo es cuándo a esta cantautora de Sapporo se le cruzan los cables “electro”, ya sea rock o el drum&bass de la última canción del disco. Para que nos entendamos, es como si la Seiko Oomori de sus discos acústicos no hiciese que nos sangrasen los oídos, lo cual es un muy buen halago.

24. Kenji Ozawa — So kakkoii Uchuu (2019)

Disco ecléctico con una producción excelsa donde, sorprendentemente, todo sale bien. El mejor disco de Kenji Ozawa desde el mítico Life (1994). Eso sí, este trabajo gana muchos enteros si eres fan del shibuya-kei.

23. Taeko Onuki y Ryuichi Sakamoto — Utau (2010)

Taeko Onuki cantando clásicos suyos y de Ryuichi Sakamoto, tan solo acompañada con la magia del piano de este último. Qué más queréis que os diga.

22. Kirinji — Aiwo Arudake, Subete (2018)

Las bases del (city) pop sofisticado de Cherish están aquí. El mejor disco de Kirinji antes de la salida de su citado siguiente disco. La verdad es que llevan unos años en el que les sale todo bien.

21. Quruli — The Pier (2014)

The Pier básicamente recopila el variado sonido de esta banda de Kioto. En sus canciones vemos retazos de Team Rock (2001), el sonido orquestal de Tanz Walzer (2007) o la experimentación de The World is Mine (2002), sin olvidar el nuevo toque musical que supuso la entrada al grupo de Fanfan (la chica del grupo). Me atrevería a decir que este es su mejor trabajo.

20. Etsuko Yakushimaru — Radio Onsen Eutopia (2013)

Un disco grabado en su mayor parte en directo (aunque no lo parezca) en los estudios de la NHK, donde esta misteriosa cantante nos invita a adentrarnos en su mundo. Posiblemente es la artista más interesante del mundo anison, y este es su mejor trabajo.

19. Shintaro Sakamoto — Let´s Dance Raw (2014)

Bastante parecido al anterior disco (que ya veremos que está en una posición más privilegiada), solo que en esta ocasión Sakamoto aprendió a utilizar el steel guitar para dar un toque más relajante e idílico a su música mientras nos relataba cómo iba a ser el fin del mundo y cosas del estilo.

18. Kyary Pamyu Pamyu — Pamyu Pamyu Revolution (2012)

Uno de los discos que puso en el mapa mundial a Japón en materia musical. Y también el gran olvidado de la lista de Music Magazine. Y es que ¿quién no ha escuchado alguna canción de este histórico disco?

17. Sweet Robots Against the Machine — 3 (2018)

Uno de los discos más interesantes de la década es este “3” que Towa Tei y Yoshinori Sunahara se sacaron de la manga junto a Bakarhythm. Media hora de electropop acompañado de diálogos absurdos y un concepto algo extraño en general (mismamente hay una canción en el que una chica enumera las cosas que le gustan). Pero vaya, eso lo hace todavía más interesante.

16. Hikaru Utada — Fantôme (2016)

Siempre he pensado que la voz de Hikaru Utada destacaba demasiado respecto a la música en la mayoría de sus discos, pero en este Fantôme me da la impresión que en esta ocasión ambos aspectos sonoros se compenetran mucho mejor gracias a la epicidad de la música orquestada con elementos electrónicos y/o percusión de una batería estándar ¿Lo mejor del disco? Las colaboraciones. No hay mas que escuchar este “Boukyaku” con KOHH.

15. Sunny Day Service — Popcorn Ballads (2017)

Un disco doble bastante rupturista dentro del sonido del grupo y que surgió a raíz de unas declaraciones de Keiichi Sokabe, su mítico líder, donde reconocía que sentía cierta envidia ante la música de los grupos jóvenes que estaban surgiendo en el panorama musical japonés ¿El resultado? Pues casi que el maestro supera a los “críos”.

14. Hitomitoi — City Dive (2012)

Si os preguntáis de dónde vino el revival del City Pop, aquí tenéis a una de las culpables. 47 minutos de música japonesa ochentera para inyectarnos en vena. Realmente en esta posición podría estar cualquier disco de Hitomitoi.

13. Perfume — JPN (2011)

El último gran disco de Perfume, cuando todavía eran un fenómeno. Aunque debo decir que Level 3 (2013) casi se mete en la lista también, pero el toque glitch que tiene JPN hace que me decante por este último.

12. Suiyobi no Campanella — Superman (2017)

Aunque lo normal es que todo el mundo elija trabajos como Zipangu o Watashi Wo Onigashima Ni Tsuretette, Superman me parece el más maduro y equilibrado de su ya extensa discografía. Además se nota que los valores de producción son mejores que en anteriores discos.

11. Yogee New Waves — Blue Harlem (2019)

El grupo más interesante de esta nueva ola de hijos del shibuya-kei que surgió a mediados de la década pasada. Un disco con muchos toques marítimos que remiten, como no, a la época exótica de Haruomi Hosono. En el anterior express hablé más de este disco.

10. Odotte Bakari no Kuni — Hikari no naka ni (2019)

Posiblemente el álbum de rock más majestuoso que he escuchado en años. Un grupo donde tres tíos tocan la guitarra eléctrica de una manera que ninguno destaca sobre otro, junto a la voz tan llamativa de Shimotsu Mitsufumi, hacen que este disco sea una experiencia de principio a fin. En la lista de Music Magazine que recopilaba lo mejor del 2010 al 2014 estuvieron representados con un disco no tan bueno como este, por lo que me parece una injusticia que no hayan repetido en el de la década entera.

9. Shintaro Sakamoto — How to Live with a Phantom (2011)

El primer disco en solitario de una de las personalidades más presentes dentro de la música alternativa japonesa. Después de dejar la psicodelia de Yura Yura Teikoku en 2010, How to Live with a Phantom resultó ser uno de los mejores discos pop de la década. De la lista, posiblemente sea lo que más haya escuchado con diferencia en todos estos años.

8. Chai — PINK (2017)

Electro-punk-pop a cargo de un cuarteto de chicas de Nagoya que abogan por el fin de los complejos físicos en sus letras. Uno de los discos más divertidos e interesantes de la década, sin duda alguna.

7. Seiko Oomori — Tokyo Black Hole (2016)

El disco más accesible de Oomori. Aunque a sus fans les guste otro tipo de trabajos que ha hecho esta chica, como el citado Zettai Shojo, personalmente pienso que Tokyo Black Hole es el más ameno para el público en general. Y todo eso sin dejar de lado la gracia de su estilo tan particular.

6. Metafive — Meta (2016)

Una especie de homenaje/actualización del sonido Yellow Magic Orchestra a cargo de famosos fans del grupo como Towa Tei, Keigo Oyamada o Yoshinori Sunahara. Ah, y con Yukihiro Takahashi a modo de padrino comandando el proyecto.

5. Kyary Pamyu Pamyu — Nanda Collection (2013)

Más y mejor respecto a Pamyu Revolution, pero sin olvidar que soy japonesa”. El segundo disco de Kyary se podría definir de esta manera después de escuchar cómo el orientalismo empieza a impregnar el electropop que le ofrece Yasukata Nakata. Una locura en general, pero de las que molan.

4. Kirinji — Cherish (2019)

La formula que se inició con Aiwo Arudake, Subete se perfecciona con creces en este disco. La verdad es que lo mejor que le ha pasado a este grupo (formado por una pareja de hermanos) es que uno de ellos se fuera, porque el otro miembro original que se ha quedado ha reinventado a Kirinji de una manera genial.

3. Towa Tei — Lucky (2013)

Para mi gusto, es el mejor disco de Towa Tei. La portada está a cargo de Yayoi Kusama (y participa en una canción), la música es más catchy que nunca y tiene un staff estelar con gente como Shiina Ringo, Tina Tamashiro antes de hacerse más famosa o los miembros de Yellow Magic Orchestra por separado. Creo que no hace falta decir nada más…

2. Cornelius — Mellow Waves (2017)

Un disco bastante melancólico dentro de la discografía de Keigo Oyamada. Una pena que quizá la segunda mitad del disco baje algo de enteros, pero en general este Mellow Waves es uno de los mejores trabajos de la década y bien se merece esta posición. Aunque su escucha mejora con Ripple Waves (2018), el disco de acompañamiento de este formado por remixes de Ryuichi Sakamoto y Haruomi Hosono, además de contar con nuevas canciones originales que deberían haber estado en el disco principal. De haber elegido los temas de una manera más acertada, Mellow Waves estaría en el número uno de esta humilde lista.

1. Sunny Day Service — Dance to you (2016)

Posiblemente el mejor disco de Sunny Day Service, junto al disco homónimo que sacaron en 1997. Una colección de singles potenciales que retrotraen sobretodo al shibuya kei de finales de la década de 1990 y un trabajo que en conjunto no pierde fuelle en ningún momento. Por eso está tan arriba en la lista.

Y así quedaría la lista de City Game Pop. Si queréis escucharlos os dejo aquí el top con sus respectivos enlaces a Spotify (si es que están disponibles). Espero que os haya gustado la lista o, por lo menos, descubráis algún disco o canción que os llame la atención.

1. Sunny Day Service — Dance to you (2016)

2. Cornelius — Mellow Waves (2017)

3. Towa Tei — Lucky (2013)

4. Kirinji — Cherish (2019)

5. Kyary Pamyu Pamyu — Nanda Collection (2013)

6. Metafive — Meta (2016)

7. Seiko Oomori — Tokyo Black Hole (2016)

8. Chai — PINK (2017)

9. Shintaro Sakamoto — How to Live with a Phantom (2011)

10. Odotte Bakari no Kuni — Hikari no naka ni (2019)

11. Yogee New Waves — Blue Harlem (2019)

12. Suiyobi no Campanella — Superman (2017)

13. Perfume — JPN (2011)

14. Hitomitoi — City Dive (2012)

15. Sunny Day Service — Popcorn Ballads (2017)

16. Hikaru Utada — Fantôme (2016)

17. Sweet Robots Against the Machine — 3 (2018) *Este solo está en Apple Music

18. Kyary Pamyu Pamyu — Pamyu Pamyu Revolution (2012)

19. Shintaro Sakamoto — Let´s Dance Raw (2014)

20. Etsuko Yakushimaru — Radio Onsen Eutopia (2013)

21. Quruli — The Pier (2014)

22. Kirinji — Aiwo Arudake, Subete (2018)

23. Taeko Onuki y Ryuichi Sakamoto — Utau (2010)

24. Kenji Ozawa — So kakkoii Uchuu (2019)

25. Satoko Shibata — Do You Need a Rest From Love? (2017)

26. Kimonos — Kimonos (2010)

27. Hitsujibungaku — Wakamono Tachi e (2018)

28. salyu x salyu — s(o)un(d)beams (2011)

29. Seiko Oomori — Zettai Shoujo (2013)

30. Sakanaction — 834.194 (2019)

Publicado originalmente en City Game Pop

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s